6 indispensables para decorar tu recibidor

El recibidor es la primera estancia que vemos al llegar a casa y que mostramos a las visitas. Es la tarjeta de presentación de nuestro hogar y por este motivo debemos prestarle una especial atención a la hora de escoger la decoración. Sin embargo, no tenemos que olvidar la funcionalidad puesto que también será el lugar en el que dejemos el bolso o las llaves al llegar, donde nos quitemos el abrigo o los zapatos y donde dejemos la compra o lo que llevemos en las manos al entrar a casa.

Para cumplir con este doble propósito, tanto decorativo como funcional, existen muchas opciones como aparadores y otro tipo de muebles que nos vendrán a la perfección. Pero tampoco debemos olvidar los pequeños detalles como accesorios y adornos que darán vida y estilo a nuestros recibidores haciendo de presentación del resto de la casa.

Aparadores con doble función

[amazon bestseller=»aparadores» grid»3″  items=»2″]

Contar con un aparador en el recibidor es una buena opción para dejar todo lo que llevamos en las manos al llegar a casa. Pero si, además, contamos con un aparador doble función que nos sirva de almacenaje o de zapatero, la combinación será perfecta. De esta manera podrás guardar los zapatos de toda la familia haciendo que llegar y ponerse cómodo sea una tarea muy sencilla.

También puedes destinar el almacenaje de los aparadores del recibidor para guardar esos complementos que no se suelen utilizar tan a menudo como botas de agua, sombreros, patines, cascos de la bici… Son accesorios para los que muchas veces nos cuesta encontrar un lugar. Y este puede ser el lugar perfecto para guardarlos.

Armarios o percheros

[amazon bestseller=»armarios» grid»3″  items=»2″]

Otras de las cosas que queremos soltar nada más llegar a casa son los abrigos, chaquetas, bolsos o mochilas. Para guardar todo esto y que todo quede en su sitio, ordenado y oculto, lo mejor es contar con armarios o percheros en el recibidor.

Tal vez un armario para guardar todos los abrigos y un perchero para los del día a día o para colgar alguna bolsa que tenemos que llevarnos al salir de casa. Será una opción muy práctica. Sobre todo, en el caso de un armario al que podemos cerrar las puertas dejando escondido todo aquello que no queremos que vean las visitas.

Un sitio para las llaves

[amazon bestseller=»bandejas para llaves» grid»3″  items=»2″]

¿Qué haces con las llaves cuando llegas a casa? Hay quienes las guardan de nuevo en el bolso o en la chaqueta que llevaban. Y esto puede generar cierto caos si salimos de nuevo de casa con otro bolso o con otra chaqueta.

Para evitar confusiones y pérdidas momentáneas de las llaves, lo mejor es que escojas un lugar para dejarlas nada más llegar a casa. Puede ser un colgador de pared o un cuenco decorativo. Lo que mejor se adapte a tus necesidades y tu espacio. Pero así aportarás un toque decorativo además de un lugar para encontrar las llaves de forma rápida antes de salir de casa.

Espejos en el recibidor

[amazon bestseller=»espejos» grid»3″  items=»2″]

Colocar uno o varios espejos en el recibidor es una buena idea porque, por un lado, ayudan a dar luminosidad y sensación de amplitud al espacio y, por otro lado, son perfectos para revisar nuestro outfit y dar los últimos toques a nuestro peinado o nuestro maquillaje antes de salir de casa.

Además, los espejos en sí mismos pueden convertirse en una pieza decorativa gracias a los marcos o armarios que les dan un toque diferente acorde al estilo que prefieras.

Un lugar para calzarse y descalzarse

[amazon bestseller=»asientos para recibidor» grid»3″  items=»2″]

Hemos hablado de la comodidad que supone contar con un aparador que también sea zapatero en el recibidor. Pero esto es mucho más cómodo si podemos contar con un asiento en el que sentarnos para ponernos y quitarnos los zapatos.

Esta opción no solo está reservada para recibidores grandes. Si bien es cierto que un recibidor grande te permitirá poner una butaca más grande, con un banco corrido (bajo el que puedes guardar zapatos) o con un taburete bonito también puedes cumplir esta función.

También puedes completar el conjunto con una pequeña alfombra para pisar cuando se está descalzo que también cumplirá su función decorativa ya que puedes elegir un montón de estilos que aportarán un aire diferente al recibidor.

Detalles decorativos

[amazon bestseller=»accesorios recibidor» grid»3″  items=»2″]

Hemos hablado de accesorios decorativos y funcionales, pero no tenemos que olvidar que hay cosas que están creadas única y exclusivamente para “hacer bonito». No tienen por qué servir para nada más. Y el recibidor es un lugar en el que podemos emplear alguno de estos detalles que nos alegrarán el día.

Por ejemplo, un pequeño florero con flores naturales o preservadas llenará el recibidor de color y nos dará una sensación muy fresca. Pasa lo mismo con las plantas. Una maceta grande en una esquina con una planta grande será muy decorativa. Además, podemos emplear cuadros, alguna figura decorativa o pequeña escultura para vestir nuestros aparadores del recibidor.